Charlando con Ascensión de Aynat. Una agente inmobiliaria 11.

Entrevista de Cristina Repáraz de inmobiliaria Monpas a Ascension de Aynat

Charlando con Ascensión de Aynat. Una agente inmobiliaria 11.

Ascensión de Aynat es de las inmobiliarias más competentes, profesionales y solidarias que conozco. Nos conocimos en un congreso de Renovación inmobiliaria hace bastantes años y la verdad, me dejó huella. Hablamos del sector en aquel momento, de marketing, de nuestra manera de trabajar y siendo una del sur y una del norte, me di cuenta de que sólo había que querer ser mejor, formarse, ser humilde aprendiendo de todos y con todos para crecer como profesional. Daba igual de dónde éramos y cuál era nuestro mercado, pero las dos coincidíamos en muchos aspectos. Recuerdo una anécdota muy divertida de aquel momento que aún me saca una sonrisa cada vez que lo pienso. Ya entonces las dos trabajábamos en exclusiva con nuestros clientes vendedores, porque tanto los clientes del sur como del norte se merecían nuestra mejor cara, nuestro mejor servicio y nuestro compromiso para vender sus casas. Años después sigo pensando que Ascensión no sólo es la agente 11 sino que es la mujer 10. Una mujer cuyos ingredientes y materia prima son de tal calidad que el plato final es excelente, os lo aseguro.

Ascension colabora activamente con causas benéficas, es una mujer comprometida con “aldeas infantiles” y “cáritas” a los que ayuda gracias a ese corazón tan enorme que tiene. Una persona discreta, generosa, con una chispa y un humor que le hacen aún más especial.  Emana química, empatía y sinceridad por todos sus poros. Sus clientes tienen una gran suerte de tener a Ascensión en Almeria.

Además de compañera de profesión, Ascensión es una amiga, siempre cercana, sincera y grande en toda la extensión de la palabra. Con las ideas y conceptos muy claros con respecto al sector inmobiliario, hace tiempo que tenía ganas de charlar con ella, que me consta conecta y atrae a las personas sin interpretar ningún papel. La naturalidad es el secreto.

 

Ascensión, de qué manera empezaste en el mercado inmobiliario?

Hace 17 años tenía mi propio estudio de arquitectura y decoración y un día de Navidad decidí dejarlo todo para estar más tiempo con mi familia, tengo tres hijos y la verdad es que en esos momentos eran pequeños y me necesitaban, traspasé mi negocio y durante un tiempo además de cuidar a mi familia, me dediqué a pintar y a escribir que son dos de mis grandes aficiones.

Por aquel entonces, mi hermano Joaquín tenía un despacho de abogados, gestoría  e Inmobiliaria tradicional en un pueblecito de Almería y me dijo que estaba pensando en montar una nueva agencia en Almería capital, que estaba pensando en una franquicia y que quería que fuera su  socia para este nuevo proyecto.

Me gustó la idea, las franquicias en ese momento eran algo muy novedoso y a mí siempre me ha gustado lo nuevo, además era gracioso, por qué mi hermano aprovechaba cualquier momento familiar para ilusionarme con este proyecto, me decía: “Ascensión pero si tú no eres mujer de quedarte en casa, sé que esta profesión te va a gustar y me encantaría contar contigo como socia y compañera”.

Ese año, él fue a la convención de Remax que se celebró en Toledo y a su vuelta, conforme me contaba todo lo aprendido, yo ya me veía montada en el globo de Remax.

No tenía ni idea de cómo lo iba a hacer, tenía que empezar a prepararme y formarme, contaba con él, que sería mi mejor maestro y me lo pintaba tan bonito y fácil que no lo dudé mucho más, si tu hermano te anima a algo así es porque él también está seguro de que van a pasar cosas maravillosas, como ha sido.

Aunque en realidad, de fácil hubo muy poco, y los resultados han sido consecuencia de mucho trabajo, esfuerzo y compromiso.

Sin duda ha sido un camino apasionante, aunque nuevamente me veo horas y horas dedicadas al trabajo fuera de casa, continuamente viajando, formándome…

 

Cómo es a diario Ascensión?

Increíblemente activa. Me levanto muy temprano y ya empiezo a trajinar, cocino que es otra de mis pasiones, organizo algo de casa y al trabajo.

Cada día termino dejando preparado las cosas del día siguiente, lo que me facilita mucho el empezar cada día.

Por suerte además tengo un equipo que me ayuda y aunque también improviso, me gusta llevar un día a día más o menos ordenado.

La verdad es que cada día, suelo empezar con muchas fuerzas y cargada de energía y nuevas ilusiones. Jamás he contado ni contaré las horas que puedo dedicarle en mi trabajo pues me apasiona.

 

Conocemos algunas facetas tuyas, pero qué es primero, Ascensión madre, abuela, agente inmobiliaria…

Bueno con los años he ido cambiando y adaptándome a las situaciones del momento, en tantos años imagínate… He pasado por tantas peripecias que casi podríamos decir que cada momento ha marcado un poco los ritmos.

Ahora soy abuela de tres preciosos bebés, pero no sabría decirte en qué orden voy, solo sé que hay que estar dispuesta a enfrentarse a los avatares que se presentan cada vida. Por supuesto ejerzo de abuela, empiezan a estar en una edad que me agotan, pero me encanta, y no hay como saber disfrutar de todo lo que te rodea, Soy agente 11, ¿Lo recuerdas?

Un agente 11 está preparada para todo, si da todo de ella misma, son carreras compatibles totalmente y fáciles de llevar si estás dispuesta a darlo todo en cada momento, las prioridades te las vas marcando tú al igual que los ritmos del trabajo.

Mi familia es un pilar muy importante, reconozco que soy muy afortunada y veo cada día lo importante que es tener a alguien que crea en ti y eso se lo debo a Domingo y a mis hijos, que siempre me ayudan y me apoyan a alcanzar mis metas, ese esfuerzo no ha sido solo mío ha sido todo compartido con ellos y además te diré que intento consensuándolo con ellos, aunque ellos algunas veces me dicen: “Mama por favor no paras”. Pero Cristina, es que nuestro trabajo es vida.

 

Muchas veces olvidamos que somos unas privilegiadas, pero me consta que tienes un gran corazón…Y Ascensión solidaria? Cuéntame qué ha pasado esta navidad.

Colaboro activamente con Aldeas Infantiles y he participado en dos donaciones de inmuebles para ayudar a niños sin hogar y también colaboro con Cáritas. Recientemente una ginecóloga ha donado unos locales a Cáritas diocesana de Almeria, que han servido esta navidad para alojar y dar cobijo a los más necesitados. Creo que ser más solidaria es una obligación además de una gran satisfacción. Ayudar a los más desfavorecidos es algo que hacemos las dos de una manera silenciosa pero activa. El inmobiliario es un pilar importante de la sociedad y como colectivo empresarial tenemos la obligación de ayudar a los que nos necesitan.

 

En este momento tu empresa es Keller Williams Almería, ¿qué te aporta esta marca?

No hace aun un año que decidimos representar a Keller Williams en Almería, y han sido meses cargados de muchas emociones, tanto por los fuertes lazos que teníamos con la marca anterior como por lo apasionante de  empezar con un nuevo proyecto y descubrir nuevas formas de trabajar.

Sin duda ha sido un año de grandes cambios y aún estamos asimilándolo todo, como imaginarás un cambio así no es una decisión que se toma a la ligera y hacer el cambio es por qué estamos seguros de que estamos con los mejores.

Si estudias los números de Keller Williams te das cuenta de que tienen que estar haciendo las cosas muy bien para crecer a este ritmo y cuando profundizas descubres que en nuestro sector aún hay mucho por descubrir y evolucionar y ellos lo están haciendo, me encanta la formación que nos están dando y nuevas herramientas que nos ayudan hacer nuestro trabajo más ágil.

Aunque en realidad para mi Keller Williams no es solo formación y procesos, me aporta valores personales y ética en el trabajo, que para mí son la base de cualquier relación y parece que en otros lugares esto se está perdiendo.

Me gusta representar una marca con la que coinciden mis valores éticos y profesionales, que no se estanque y me aporte lo más novedoso del mercado.

 

Qué opinas del inmobiliario americano? Nos llevan años luz no tanto ya en marketing, sino en regulación, código ético…

Coincido contigo, aunque te diré que cada día hay menos distancia, como sabes he estado trabajando 16 años con Remax, desde donde he conocido el sistema americano a la vez he visto como ha ido creciendo y cambiando el sector inmobiliario español.

Yo creo que hoy en día los inmobiliarios que se han esforzado en profesionalizarse han conseguido estar a un gran nivel, pero hace algunos años todo lo que sonara a EEUU era más novedoso y tan solo había que copiar.

Es cuestión de querer hacer las cosas cada vez más profesionales y concienciarnos de que en nuestra profesión tienes que ser el mejor, no se puede ser del montón.

 

¿Cómo ayudas a un cliente que quiere vender? Y a un comprador?

Bueno, aquí tengo un punto de vista particular, donde no coincido con todos nuestros compañeros, pero con el tiempo me he dado cuenta de que es uno de mis mayores pasos a la hora de entender esta profesión.

Ayudo al vendedor conociendo verdaderamente su motivación para la venta, los clientes a veces tienen situaciones difíciles, en otras ocasiones no tienen prisa, en algunas les da vergüenza o simplemente no te dicen toda información y mi gran preocupación es que me cuenten la verdad, para poder estudiar sus necesidades y plantear un plan de acción para su vivienda en base a los tiempos que realmente tengan.

Para los compradores he formado un equipo para atenderlos mejor, los clientes tienen el primer contacto conmigo, los cualifico y les informo por lo que me preguntan, luego lo hacen mis compañeros que son quienes se encargan de encontrar la mejor opción para su demanda y hacer un buen seguimiento de estos clientes.

Para los compradores de nuevo es muy importante conocer sus verdades motivaciones y necesidades ya que en función al tiempo que tengan se trabaja con ellos de una forma u otra.

Me considero una buena captadora y creo que este es el gran secreto de nuestro negocio, contar con producto bueno y servicio de excelencia.

 

Dime un “truco” para fidelizar a un cliente

Verdaderamente estar pensando en ellos y no en ti.

 

Trabajas únicamente mediante contratos de exclusiva, ¿por qué?

Creo firmemente que la exclusiva es la única forma para poder dar un gran servicio, un servicio único y a medida, donde vas a dar todo por trabajar una propiedad de forma profesional, si no trabajas en exclusiva, difícilmente puedes conseguir la misma implicación.

 

Home staging, ¿es una moda o una tendencia?

Todo lo que sea dar un extra es fantástico, y más para mejorar el  servicio, no es moda, es un estilo y una forma de diferenciación, es renovarnos nosotros mismos, aunque por supuesto requiere más trabajo y requiere más de ti y eso no todo el mundo está dispuesto a darlo.

En esta forma de trabajar gran parte te lo debo a ti que me iniciaste con Home Stager Company, grupo al que estoy muy orgullosa de pertenecer.

 

Asidua a congresos y eventos inmobiliarios, ¿aún sigues aprendiendo?

Me encanta que me lo preguntes, pues no se si recuerdas que nosotras nos conocimos en un congreso, en Renovación con Ignacio Castillo hace ya algunos años.

Creo que es de las mejores cosas que me han pasado en esta profesión, he conocido a gran cantidad de buena gente y de magníficos profesionales que siendo de unas marcas u otras, entienden el sentido de la sinergia y el compartir conocimientos.

Aprendo de todos y de cada uno de vosotros, y por supuesto si puedo voy a todo, pero cada vez selecciono más, aunque es la escusa perfecta para no hacer de canguro… un evento es una fuerte inversión en tiempo y dinero, así que cuando decido ir a alguno voy con la misma ilusión que el primer día.

 

¿Qué tenemos las mujeres inmobiliarias que no tienen los hombres? Como presidenta de Ampsi, ¿qué crees que buscan las mujeres asociadas? ¿Y qué necesitan?

Bueno, bueno… aquí no sé con qué intención vas cuando me preguntas que tenemos que no tengan los hombres… lo que creo que más nos diferencia es el poder con todo, la mayoría somos súper-agentes, súper-madres, súper-mujeres.

Ponemos más el corazón, el afán de evolucionar que encontramos en cada una de nosotras es algo digno de destacar y luego la fuerza que tenemos cuando estamos unidas, eso es único en nosotras.

Creo que nuestras asociadas buscan encontrarse con compañeras con los mismos problemas y casuísticas que ellas, con compañeras que compartan sus experiencias, sus progresos y les ayudes a crecer.

Otra apreciación es que las mujeres pensamos en red, podemos hacer 10 cosas a la vez y esto es muy común en todas nosotras.

 

¿Cuáles son tus estrategias para dirigir y motivar a tu equipo?

Tener las cosas claras, tener unos protocolos y herramientas para poder medir el trabajo, tanto si va bien como si va mal, y la motivación cuando ves que vas progresando llega sola, por supuesto reconocer cuando se están haciendo bien las cosas en un equipo es esencial, pues el éxito no depende de ti solo depende de los resultados de todos, y de su esfuerzo. Tienes que estar acompañada de talentos.

 

Las nuevas tecnologías… ¿te  parecen interesantes en nuestro sector?

Interesante y necesarias, cada día es un día magnifico para aprender algo nuevo y ponerlo en práctica pero  la tecnología tiene que ir unido a un corazón no es cuestión de pies y manos es cuestión de cabeza  y corazón.

Ahora estoy muy contenta con el CRM de KW nos está facilitando muchísimo nuestro trabajo y el seguimiento de los clientes.

 

Te identificas con las redes sociales? Cuéntame que te aportan

A mí personalmente me gusta todo lo que me haga conocer a más gente, y  saber cómo hacen en su carrera profesional por lo que las redes sociales son de gran ayuda.

Yo cuando empecé con las redes sociales fue muy curioso, la primera vez que vi los logotipos de Facebook,Twitter y Linkedin, no sabía exactamente que significaban pero los que quería tener en mis tarjetas, y así fue, encargue tarjetas nuevas con los logotipos sin saber bien que iba a hacer con las redes sociales, hasta el punto de que mis hijos me decían: “pero mama, ¿qué has hecho? 

Y le dije: a partir de hoy, obligarme a conocer perfectamente que es esto de las redes sociales, y desde hoy tener esa nueva responsabilidad.

Te aseguro que fue por superación, como hago todo en mi vida, tengo una meta y no paro, planifico y poco a poco, no sin falta de horas de empeño y esfuerzo, lo consigo, y si en algún momento no sé hacer algo, me busco la persona adecuada para hacerlo, pero no dejo nada a medias o me digo que no lo conseguiré.

 

El sector inmobiliario está evolucionando, pero qué haría Ascensión para mejorar y profesionalizar más y mejor?

Están mejorando los que verdaderamente quieren mejorar, por el contrario hay otros que por orgullo simplemente no ven a la velocidad que va todo, yo soy de las que piensa que si dejas un solo día de aprender algo en esta profesión mejor dedícate a otra cosa.

Para mi gusto el sector  no está evolucionando del todo bien, para ser un buen profesional inmobiliario no todo el mundo vale, estoy convencida de esto y ahora hay quien parece que piensa que sí, que con poca formación, y algo de dinero puedes ser un buen agente inmobiliario, pero esto es más serio de lo que algunos piensan.

Te digo que en la parte jurídica, fiscal, responsabilidad civil… muy pocos compañeros están preparados y creo que el conocimiento de todos estos aspectos tendría que ser obligatorio para quienes quieren ejercer esta profesión o al menos, contar en nuestras agencias con estos departamentos para recomendar mejor a los clientes.

Para mí el éxito no está en solo hacer un buen plan de marketing o vender pronto una vivienda, esto es importante pero es más importante asesorar a los clientes lo más correcto y esto en muchas ocasiones por desconocimiento no se hace.

 

¿Qué nos falta como colectivo?

Dejarnos de personalismos y ser verdaderamente unos profesionales unidos y que luchemos todos juntos contra el intrusismo, y contra todos aquellos que están ejerciendo esta profesión sin ética.

Nos falta una regulación donde si no cumples con unos códigos éticos no puedes ejercer esta profesión, esto por ejemplo en EEUU sí está regulado, pero aquí parece que vale todo y al final se volverá en nuestra contra.

 

Muchas gracias Ascensión, ha sido un placer charlar contigo. Hasta pronto amiga.

 

Cristina Repáraz.

 

No hay comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en estos momentos.