Coordinar una obra y no morir en el intento..

Coordinar una obra y no morir en el intento..

Recientemente he coordinado la obra de mi nueva casa en Donosti. En apenas tres meses, la obra de una casa hermosita, baños, cocina, tabiques y algo de distribución. Han pasado todos los gremios, albañiles, fontanero, electricista, ventanas. Carpinteria de puertas, armarios y zócalos, pintores, acuchillado de suelos.. todos los gremios al completo.

No es la primera vez que coordino una obra general, sin ir más lejos hace dos años fue la obra integral del nuevo local de Monpas, y os puedo asegurar que es agotador, desgasta y acabas molido. Mi primer consejo es que encargues la gestión de tu obra a un profesional, decorador, arquitecto…, porque de verdad que es demoledor.

Además de elegir a los profesionales y diferentes gremios, tendrás que elegir la perfecta distribución de espacios pensados hasta el más mínimo detalle. Así mismo tienes que definir muy bien los materiales y elementos, cerámicas, mecanismos, grifos, maderas, y eso también tiene miga. Texturas, colores, acabados, tu estilo plasmado en la casa.

Un sinfín de tareas que engordarán tu agenda de citas y reuniones de obra. Con mis últimas experiencias vividas voy a darte unos consejos que espero te ayuden si te lanzas a coordinar personalmente y sin ayuda, las obras de tu casa.

  • Cómprate una libreta de papel. La libreta de “la obra“. También sirve “las notas” del móvil, pero a mi me funciona la libreta de espiral de toda la vida.
  • Selecciona únicamente gremios recomendados, sólo recomendados, si no conoces por experiencia cercana y recomendación directa, no contrates. Te lo digo por experiencia. El único gremio que ha fallado, el que no tenía referencias.
  • Ten claro, o casi casi muy definido desde el inicio, el proyecto de obra. Define bien los detalles al máximo para que se ajusten en el precio realista. Qué es lo que vas a hacer. No dejes muchos capítulos de imprevistos al azar, porque eso elevará el presupuesto.
  • Haz un plano general y detallado de cada estancia de la casa y de las diferentes zonas. Marca desagües, puntos de luz… desde el inicio, lo más exáctamente posible. Cada punto de luz extra y fuera de presupuesto es más caro.
  • Entrevístate con cada gremio individualmente y pide presupuesto detallado de todo. Nunca un presupuesto global, que te detallen el presupuesto por partidas, incluyendo los materiales que le correspondan. Lavabos, WC, ducha, tantos puntos de luz, tantos enchufes..
  • Pide dos presupuestos de cada gremio, si tienes duda, un tercero. Analiza no sólo el precio sino el plazo de ejecución de la obra y sobretodo, la recomendación recibida. En una obra, no todo es el precio.

 

Ya has decidido con qué gremios trabajar… manos a la obra.

  • Los gremios ya están trabajando y tú tienes que ir dos veces al día (si puedes 3, mejor).
  • Vigila muy bien los remates de los trabajos que van realizando.
  • Termina de elegir las cerámicas de cocina y baños, ya que una vez que el albañil los pida, tardan en llegar. Cuenta con ello para que no se retrase la obra.
  • Elige los mecanismos eléctricos, focos y apliques con el electricista.
  • Habla con el pintor para definir los colores o el color de la casa. Es más elegante y bonito el mismo para toda la casa, ya que da continuidad a las diferentes estancias, y los techos en blanco.
  • Cuando termines la obra de la cocina, llama al verificador de las medidas para que encargue al fabricante los muebles. También tardan en llegar.
  • Si tienes que acuchillar y barnizar los suelos de madera que sea con barniz al agua.

 

El orden de ejecución de la obra por gremios sería..

  • Albañilería. Derribos que haya que hacer. Desescombro.
  • Ventanas. Retirada de las ventanas viejas y colocación de las nuevas para que remate el albañil.
  • Fontanería y albañilería. Sin colocar sanitarios. También electricidad para que los albañiles tapen las rozas.
  • Colocación de pladur si es necesario bajar techos para empotrar focos o insonorizar tabiques.
  • Carpintería si hay que cambiar puertas y zócalos.
  • Pintura.
  • Acuchillado, lijado y barnizado de los suelos.

Hay que pensar también que hay momentos que los gremios se solapan en la obra, ya que mientras trabaja el albañil, también lo hace el fontanero, electricista, carpintero, ventanas, etc… En ese tiempo es importante que vayan trabajando en equipo unos con otros y que tu estés ahí para coordinarles.

Te recomiendo también, no olvidarte de repasar diariamente los remates, que los trabajos queden bien terminados, finos y bonitos. Ya has terminado la obra y ahora toca la mudanza. Suerte!

Espero haberte ayudado con estas pequeñas recomendaciones y consejos para que el coordinar las obras de tu casa sea más llevadero y con menos disgustos.

 

Cristina Reparaz.

Tu agente inmobiliario y home stager.

 

6 objeto (s)

 

No hay comentarios

Publicar un comentario